¿Cómo puede el hombre conocer la realidad?, ¿Cuáles son los límites de su conocimiento? Y, por otro lado, ¿Qué realidad podemos conocer? Aunque cada filósofo ha elaborado una respuesta personal todas ellas podrían encuadrarse de las siguientes maneras:

¿Cómo podemos conocer la realidad?:

Para enfocar esta cuestión vamos a partir de un juicio muy conocido por todos: “los metales se dilatan con el calor”. Analicemos lo que nos suministra nuestra propia experiencia acerca del origen de este juicio. En la formación de este juicio intervienen ante todo, nuestros sentidos, pero al mismo tiempo, percibimos y una relación, o sea una conexión entre la acción y el hecho de que el metal se dilate. La dilatación sigue a la acción del calor, a saber, es causada por el calor.

Vemos, pues, que la formación del juicio anterior, intervienen dos elementos: uno proviene de los sentidos y el otro del pensamiento. Surge, pues, el problema: ¿Cuál de estos elementos es definitivo en la formación del juicio mencionado?, es decir, ¿dónde tiene su origen el conocimiento?, ¿acaso en la experiencia sensible, o en los elementos que elabora el pensamiento? Las respuestas a estos problemas fueron diferentes a lo largo del pensamiento filosófico.

descartes_vs_hume_by_bertanders

descartes

  • El racionalismo: Es la corriente filosófica según la cual el conocimiento humano se fundamenta y se origina en la razón, en el intelecto. En ella están, desde que nacemos, los principios primordiales de las ciencias y de la moral, postulados a los que se denominan ideas innatas. Las verdades necesarias y universales no pueden basarse en la experiencia, porque no hay posibilidad de ninguna experiencia que sea infinita, ilimitada, absoluta. Y porque lo que más pone en contacto con la experiencia son los sentidos, que, si me engañan algunas veces, no puedo asegurar que no me mientan siempre, por consiguiente, se debe afirmar que la necesidad y universalidad de las verdades filosóficas y científicas se extrae de la propia razón, que es independiente de la experiencia. Así mismo, todos los conocimientos se deben deducir de las ideas innatas, utilizando para ello el método matemático, que es el más fiable y preciso. En cuanto a los límites del conocimiento los racionalistas afirman que el conocimiento humano puede ser ilimitado. Si usamos bien la razón podemos alcanzar cualquier conocimiento. Esta doctrina tiene como representantes, entre otros a Parménides, Platón o Descartes.

hume

  • El empirismo: Frente a las tesis del racionalismo, el empirismo, afirma que la única fuente del conocimiento es la experiencia sensible. El sujeto que conoce no elabora sus conocimientos con la inteligencia, sino que los saca de la experiencia sensible, por tanto, todo conocimiento tiene un límite, la experiencia sensible. Se niega así, la existencia de ideas innatas que afirmaban los racionalistas. El espíritu humano es como una hoja de papel en blanco en la que nada hay escrito y que la experiencia va llenando de contenido. Todos los conceptos aun los más generales y abstractos son, por tanto, fruto de la experiencia sensible. Ante el optimismo racionalista se proclama un desconfiado escepticismo, entendiendo que las únicas certezas proceden de los conocimientos concretos y particulares. No hay verdades absolutas, sino probables. Entre otros representantes destacamos a Locke o Hume.
*Apuntes del IES Juan XXIII de Cartuja

 

maxresdefault

Anuncios